martes, 20 de noviembre de 2012

LA NAVIDAD Y SU ORIGEN PAGANO


Se aproximan las festividades navideñas y tendremos nuevamente los regalos, el árbol o pino de Navidad, adornado de esferas de colores, la cena con el infaltable y clásico pavo ,las coronas navideñas  además de ese personaje rechoncho vestido de rojo que montado en un trineo tirado por renos llega en esta época para traer regalos a los niños desde el lejano Polo Norte, en suma son diversos los elementos que acompañan esta festividad Cristiana que  celebra el nacimiento de Jesucristo, pero en realidad alguien se ha puesto a pensar de dónde provienen o qué origen tienen todos los elementos que se han mencionado. 

PAGANISMO DESDE LOS PUEBLOS BÁRBAROS HASTA ROMA
Empecemos por decir que muchas de las festividades Cristianas se asentaron sobre antiguas celebraciones paganas del  Imperio Romano y de los antiguos pueblos bárbaros de Europa, estas se establecieron sobre estas fiestas para erradicarlas pues se cometían  grandes excesos durante las celebraciones. Los días comprendidos entre el 21 al 25 de diciembre se celebraba una fiesta llamada: “Saturnalia”, esta festividad era en honor al Dios Saturno (Dios de la agricultura), en esta festividad se acostumbraba a realizar entrega de regalos entre las personas, además de invertir los papeles, pues los esclavos se transformaban en amos por unos días y sus deseos debían ser cumplidos, además se estilaba adornar con guirnaldas las casas.


 ÁRBOLES NAVIDEÑOS Y  SU SIGNIFICADO PAGANO
El más común, desde Grecia hasta Noruega, era el roble(los antiguos griegos solían celebrar sus compromisos más importantes bajo la sombra de un roble, árbol sagrado que era considerado representante del dios Zeus: de ahí proviene la costumbre de "tocar madera" para protegerse de algún "mal"), pero con el devenir del cristianismo se cambió al macizo roble por el abeto pues, según los misioneros, la forma triangular de la enramada correspondía al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (los hindúes ya hablan mucho antes de Brahma, Shiva y Vishnú como de la trinidad celestial). Este "tres" mágico caló muy bien en todas partes ya que era un número venerado por muchos pueblos, miles de años antes de la venida de Jesús. De esta manera bastante singular, se impuso el abeto y con el correr de los siglos el pino de plástico.Durante la época navideña se ha convertido en una costumbre milenaria adornar los árboles con piedras pintadas y telas de colores, con el doble propósito de "vestirlo" porque se habían quedado "desnudos" tras el otoño, esto es sin su respectivo "espíritu", y por otro lado lograr que el "espíritu" que había escapado de los árboles regresara a dar sus frutos en primavera, como efectivamente sucedía para regocijo de todos. De ahí surge toda esa parafernalia alrededor del arbolito de navidad que parpadea hipnóticamente durante las fechas navideñas y guarda bajo su "sombra" los famosos regalos. Las lucecitas, anteriormente velas, son símbolo del sacrificio a través del fuego que quema todo lo viejo para que lo nuevo se renueve y simbolizan el fuego de fin de año en el que se realizaban sacrificios ofrecido al sol para que no abandone a la tierra dejándola en la temida oscuridad del invierno.


ORIGEN DE PAPÁ NOEL
 Papá Noel, que en un principio se trataba del Abuelo Invierno al que los vikingos agasajaban para que fuera benévolo, y llegado el momento, partiera sin resentimiento con el fin de dar paso a la nueva vida. Una vez cristianizados -pero siguiendo la costumbre vikinga- los bretones lo denominaron Viejo Padre Navidad: uno de ellos se disfrazaba del personaje y con gran alegría el pueblo entero le ofrecía de comer y de beber en abundancia hasta su partida.


EL MUÉRDAGO
Era recogido por los celtas druidas (sacerdotes) durante el solsticio de invierno y ofrecido como símbolo de la fertilidad, fecundidad y unión familiar. (Por eso fue tomado mucho más tarde como un elemento afrodisíaco). Más tarde cuando se busca cristianizar todos los elementos paganos de la Navidad se lo cambia por el acebo con sus frutos rojos y sus hojas espinosas que recordaran la corona de Cristo.


PANDULCE
Los panes con semillas de trigo, son símbolos de fecundidad y de perpetuación siendo además cargados de frutos del verano para aumentar la potencia y ayudan a pasar el duro invierno. En sí son un símbolo fálico que representa la potencia de los dioses de la naturaleza a la que los hombres quieren acceder y potenciar en sí mismos.


LOS FUEGOS ARTIFICIALES
Provienen de los chinos -sus creadores-, y se utilizan para alejar a los malos espíritus, procurando el arribo de un año benigno y prometedor. Además debemos recordar que el fuego en muchas culturas antiguas y mitologías proviene directamente del sol y que fue utilizado por los celtas y otras culturas como elemento de sacrificio propiciatorio para alejar a todos los males.



Autor: Julio Prado Vásquez





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada